Acercar al lector al hecho histórico latinoamericano










El profesor de Física y Matemática jubilado y escritor a tiempo completo, Enoc Sánchez, escribió la historia novelada "El espíritu de Simón" y yo con su permiso, tomo para este blog, la intención con la que él hizo su trabajo:



Acercar al lector, tanto joven como adulto, no solamente al pensamiento de Bolívar, sino a todo lo que constituyó la gesta independentista Venezolana y Latinoamericana




martes, 12 de octubre de 2010

España debe más de lo que robó con Cristóbal Colón


Definitivamente, lo que se celebra el 12 de octubre de cada año es el Día de la Resistencia Indígena, que todas las naciones latinoamericanas deben conmemorar. Así, es bueno aclarar que no queda hoy la menor duda que si la nación española y las demás que le precedieron, aún con las modalidades de la piratería y corsaria, devolvieran todo lo robado a nuestro continente, hoy Latinoamérica, no lograrían pagar todo el daño que ocasionaron, todo el dolor y las lágrimas derramadas por nuestras poblaciones indígenas.
¡Sólo Dios sabe de la verdadera maldad!
Y todavía quienes fueron imperios y los que hoy ostentan tal presunta jerarquía, continúan haciendo daño a los latinoamericanos, porque sus ansias saqueadoras no concluyen.
Lo que queda de España, como nación, la lleva a adoptar doctrinas ajenas y la emprende contra sus semejantes que están en su propio territorio, como es el país vasco; los otros piratas y saqueadores siguen la misma línea de adoptar doctrinas ajenas y por eso se alinean con el imperio de turno que se desgasta dañando otras naciones en busca de las riquezas que le permitan vivir mejor. Como diría un poeta…del cántaro se derrama siempre la misma agua.
Nada debe extrañar a los moralmente destartalados imperios español e inglés y quien asumió el testigo, como es el estadounidense, que los latinoamericanos los rechacemos y a cada instante expresemos, demos a conocer nuestras posturas de personas libres y soberanas.
¡No debe extrañarles, porque las heridas no suelen sanar por arte de magia! ¡Sólo los buenos medicamentos sanan!
Indios escandalizados por las crueldades de los cristianos
En Historias del Paraíso (El acoso de los insurrectos) Libro Tercero (1), el Dr. Gustavo Pereira nos hace imaginar una realidad en nuestras mentes de latinoamericanos y descendientes de indígenas, cuando nos presenta lo que otros atestiguaban:
-El dominico Fray Tomás de Angulo, en comunicación al rey Carlos V, en 1535, le escribía una oración nada complicada: “La mayor parte de esta tierra está alzada”. El religioso había sido enviado para constatar algunas quejas contra el gobernador Pedro de Heredia.
Los latinoamericanos debemos tener una visión real de lo que hicieron los conquistadores y piratas en nuestras regiones, porque la realidad de aquella época fue totalmente distinta a lo que, intencionalmente, gobiernos e historiadores lisonjeros y poco patriotas, presentaron en los textos escolares para los hijos latinoamericanos.
Fray Tomás de Angulo, el sacerdote del cual hablamos antes, sigue en su comunicación con el rey Carlos V y refiere que “Los indios muy escandalizados a causa de las crueldades de los cristianos, los cuales por donde quiera que van queman con sus pies las hierbas y la tierra por dó pasan, ensangrientan sus manos matando y partiendo por medio niños, ahorcando indios, cortando manos, y asando algunos indios e indias, porque los llevan por guías y les yerran el camino , o porque no les dicen donde le llevarán oro; que este es su apellido y no el de Dios y V.M. (…) Si estas cosas no se remedian…quedará toda esta tierra despoblada de indios como lo está La Española, donde se contaron dos cuentos de anima cuando allí entró el Almirante y no se hallaron agora doscientos indios…En Santa Marta y toda esta costa de Tierra Firme pasa lo mismo”.
Primeras limpiezas étnicas
En realidad, lo mismo que pasaba, era que los invasores españoles habían iniciado una especie de limpieza étnica, donde el pase de vida de los indígenas consistía en aceptar el vasallaje, entregar todo lo que tenían y mostrar al invasor todas las riquezas naturales y dejar que éstos se lo robaran todo. Pero veamos otra corta historia que nos presenta el poeta Gustavo Pereira:
En 1511, al inicio de la conquista y colonización de Cuba, el cacique Hatuey –huido de La Española- había juntado a su gente para explicarles la causa de sus desgracias, mostrándoles “lo que amaban los cristianos como a señor propio (…) el oro”.
Cuenta Pereira que “Persuadido de que mientras hubiese oro habría desdichas para su pueblo Hatuey ordena lanzar al mar todo lo que poseen. Pero el gesto, lejos de atraer la paz deseada, conjura las iras del adelantado Diego Velásquez, quien ordena la persecución y captura del Guamiquina”. Guamiquina era un rango que identificaba al cacique como Señor Grande.
Los españoles mataban a los niños a estocadas y cuchilladas
Sigue el escritor y dice que “Con los suyos, Hatuey se interna en los montes, escondiéndose entre las breñas, con hartas angustias y hambres (…) porque la mayor arma que ellos tienen es huir de los españoles. Arcabuces y caballos, unidos a los mastines, diezman a los indígenas al ser descubiertos. Mal pueden las flechas taínas contra la acorazada infantería perseguidora que la cerca y la captura mediante maniobras envolventes. Los prisioneros son sometidos a tortura: quiere prontamente conocer el Adelantado el escondite de Hatuey: Donde quiera que hallaban, luego como daban en ellos, mataban hombres y mujeres, y aún niños, a estocadas y cuchilladas, lo que se les antojaba, y los demás ataban, y llevados ante Diego Velásquez, repartiéndoselos a unos tantos y a otros tantos, según el juzgaba, no por esclavos sino para que le sirvieran como esclavos, y aún peor que esclavos; sólo era que no los podían vender, al menos a la clara, que de secreto y con sus cambalaches hartas veces se ha en estas tierras usado (…) finalmente descubrieron por donde andaba (Hatuey) y al cabo lo hallaron. El cual, preso como a hombre que había cometido crimen lesae maiestatis, yéndose huyendo de esta isla a aquella por salvar la vida de muerte y persecución tan horrible, cruel y tiránica, siendo rey y señor en su tierra sin ofender a nadie, despojado de su señorío, dignidad y estado y de sus súbditos y vasallos, sentenciáronlo a que vivo lo quemasen.
Sublevación en Tierra Firme
Los latinoamericanos no estamos gritando ahora nuestra soberanía y libertad pues, desde hace siglos lo venimos haciendo. Internado en su interesante investigación, Gustavo Pereira nos cuenta que, “En 1519, en la llamada Tierra Firme venezolana, agobiados por las constantes redadas que los españoles cabían en las aldeas para capturar indios y esclavizarlos en la pesca de perlas en Cubagua y Margarita, una confederación de pueblos del oriente costeño, que los unía de de Cumaná, Cariaco, Chiribichi (la actual Santa Fe), Maracapana, Tacarías, Guantar y Unare, se sublevan acaudillados por los caciques Paraguay y Gil González –así bautizado éste por los frailes-. Los insurrectos asaltan y queman sementeras y monasterios, destruyen imágenes y cruces, toman las campanas y las hacen pedazos, talan los naranjos sembrados en Chiribichi y flechan a los frailes: en Maracapana dan muerte a ochenta españoles y se dirigen a Cubagua, de donde hacen huir a los pobladores blancos y liberan a los indios esclavizados. Es la primera revuelta victoriosa –aunque precaria- liberada por los pueblos americanos contra sus opresores. La chispa que había incendiado la tolerancia aborigen fue una incursión de Alonso de Hojeda (homónimo del navegante) contra las comunidades del valle de Guantar, aunque para el cronista Antonio de Herrera los indios por su mala inclinación se determinaron a matar a los frailes, que siempre les hicieron bien, con mucha caridad”.

(1)
Historias del Paraíso (El acoso de los insurrectos) Libro Tercero
PEREIRA Gustavo
Fundación Editorial El perro y la rana
Edición cedida por:  Fondo Editorial del estado Nueva Esparta

1 comentario:

yira dijo...

Mi opinión bien personal sobre el descubrimiento de América, es muy parecido a lo expuesto en este articulo, estos españoles tienen la desfachatez de hablar mal de Venezuela, olvidándose que gracias a nosotros es que son ricos y que por muchos años vivieron una economía prospera, pero que fácil... se les esta acabando, ya veremos el futuro que les espera........