Acercar al lector al hecho histórico latinoamericano










El profesor de Física y Matemática jubilado y escritor a tiempo completo, Enoc Sánchez, escribió la historia novelada "El espíritu de Simón" y yo con su permiso, tomo para este blog, la intención con la que él hizo su trabajo:



Acercar al lector, tanto joven como adulto, no solamente al pensamiento de Bolívar, sino a todo lo que constituyó la gesta independentista Venezolana y Latinoamericana




miércoles, 25 de marzo de 2015

INAPLICABLE CONCEPTO DE ESCLAVO A LA REALIDAD PREHISPÁNICA





De acuerdo al profesor Luis Duno-Gottberg, autor del libro La humanidad como mercancía: Introducción a la esclavitud en América y el Caribe, se trata de un tema vigente y de importancia fundamental para el mundo moderno.

Parece que no es aplicable el concepto de esclavo a la realidad prehispánicasegún se desprende de las investigaciones llevadas a cabo por el profesor Luis Duno-Gottberg y que forman parte del libro La humanidad como mercancíaIntroducción a la esclavitud en América y el Caribe, un texto de la Colección Nuestra América, de la Fundación Celarg, editado en agosto de 2014 por la Fundación Imprenta de la Cultura.
Duno-Gottberg fue docente de postgrado en la especialidad de Literatura Latinoamericana, en la Universidad Simón Bolívar y en Florida Atlantic University y dicta las cátedras de estudios caribeños y cine en Rice University.
El autor hace una introducción al tema interrogándose como veía el navegante Cristòbal Colón a los pueblos recién “descubiertos”, para luego añadir que en su diario (el navegante) había escrito: “Ellos no tienen armas, y son todos desnudos (...) y muy cobardes, que mil no aguardarán tres, y asì son buenos para les mandar y les hacer trabajar y sembrar, y hacer todo lo otro que fuese menester” (Colòn1985, p.153).
Y en esa misma introducción, donde se ha preguntado que si el tema de la esclavitud ha sido clausurado, comenta que por estos díastodavía hay casos de “trabajadores sometidos a condiciones de cautiverio y explotación que podemos calificar, sin duda, de esclavitud. La fabricación del carbón en la frontera amazónica de Brasil, en el estado de Parà, es un ejemplo de ello”.
Deja clara la introducción que “Podría pensarse, equivocadamente, que este es un capítulo clausurado (el de la esclavitud) y distante en la historia de la humanidad. Sin embargo, se trata de un tema vigente y de importancia fundamental para el mundo moderno. No puede ser un capítulo clausurado de nuestra historia cuando todavía existen personas que experimentan diversas formas de trabajo forzado y privación de su libertad. No puede tratarse de un tema lejano cuando el mundo material que nos rodea y las diversas manifestaciones de la cultura que practicamos se vinculan, de uno u otro modo, a los procesos generados por la esclavitud moderna”.
¿Quien es un esclavo?
Para el autor de esta investigación, un esclavo viene a ser una persona que ha sido sometida una situación que le despoja de su libertad, que lo convierte en posesión de otra persona, institución o grupo social.
Esclavo -precisa- es aquel que, privado de derechos, se convierte en una suerte de objeto sometido a la voluntad de un propietario. Puede ser vendido, comprado, alquilado y usado hasta que su utilidad se agote, con la vejez o el fin mismo de su vida. Su cuerpo es usado como fuente de trabajo; como objeto de explotación sexual; como espacio donde tatuajes, marcas y cicatrices registran la voluntad del amo. De allí la definición amplia propuesta por la ONU, que entiende la esclavitud como la condición de una persona sometida al poder derivado de cualquiera de cualquiera de las formas de la propiedad”.
Nos dice el autor que esas formas de “trabajo forzado y de servidumbre” que hubo en América antes de que llegaran los españoles, tenían características únicas que dificultan llevar el concepto de esclavo -como lo conocemos- a la realidad prehispánica.
Escribe que en México había una compleja civilización integrada por guerreros, diplomáticos, comerciantes y arquitectos y una población aproximada a 15 millones de habitantes y su estructura social tenia una rígida jerarquía, desde el emperador hasta los cautivos en los niveles bajos, mientras los sectores medios disfrutaban de alguna movilidad determinada por la herencia y los méritos en las batallas.

Un invento europeo

Refiere Duno-Gottberg -por otro lado- que antes de hablar de los posibles antecedentes africanos de la esclavitud moderna considera que “... la noción de África como territorio homogéneo y poblado por personas de raza negra es un invento europeo”. Y seguidamente explica:
El continente es en realidad heterogéneo y ha sido habitado por etnias muy diversas, algunas de las cuales ponía en práctica distintas formas de esclavitud, mientras que otras desconocía por completo dicha institución.
Manifiesta asimismo que la conducta esclavista africana estaba antes del contacto con los europeos, pero luego fue transformada al ser creado ese mercado trasatlántico de mercadería humana, que había sido organizado por portugueses, españoles, ingleses y holandeses.
Al respecto,el profesor Luis Duno-Gottberg comenta que los historiadores han sugerido que el negocio de la esclavitud como tal, es decir, la venta de esclavos como mercancía no existía antes de que se hicieran transacciones con los árabes y los europeos.
Quizá es cierto, aunque no puede dejarse de tomar en cuenta que la esclavitud propiamente dicha, en cierto sentido nacía de las guerras entre los propios habitantes del Medio Oriente, África y Asia.

La esclavitud: Vigente desde tiempo inmemorial

En un trabajo titulado “Una aproximación histórica a la esclavitud en Oriente Medio”, del historiador británico estadounidense Bernard Lewis, escribe que “...la institución de la esclavitud había estado vigente desde tiempo inmemorial. Existió en todas las antiguas civilizaciones de Asia, África, Europa y América precolombina”. Lo que si se aprecia muy claro es que la esclavitud como un comercio a gran escala, solo se vino a dar con los negreros esclavistas portugueses, españoles, ingleses y holandeses.
El autor nos dice que uno de los eventos que posiblemente impactó toda la región del Sahara fue el tráfico de esclavos desde el siglo X y que de allí en adelante, por unos nueve siglos, fueron transportados “...varios millones de esclavos africanos hacia el norte del continente. Estos esclavos se desempeñaban como sirvientes y las mujeres eran empleadas en los harenes. Cabe decir que los musulmanes también adquirían en esa época esclavos blancos y cristianos, los cuales eran capturados por piratas en las costas del Mediterráneo. En este sentido, los marcadores raciales estaban ausentes, aunque ya se venían gestando a través de la cultura judeo-cristiana-musulmana”.

Mas adelante señala que antes de establecerse contacto con los pueblos árabes y europeos, el tráfico de esclavos en África parece haber sido pequeño y los esclavos africanos bajo cautiverio africano, por lo general, eran prisioneros de guerra o a lo mejor producto de una especie de tributo pagado a quienes habían ganado en sus batallas.

No hay comentarios: