Acercar al lector al hecho histórico latinoamericano

El profesor de Física y Matemática jubilado y escritor a tiempo completo, Enoc Sánchez, escribió la historia novelada "El espíritu de Simón" y yo con su permiso, tomo para este blog, la intención con la que él hizo su trabajo: Acercar al lector, tanto joven como adulto, no solamente al pensamiento de Bolívar, sino a todo lo que constituyó la gesta independentista Venezolana y Latinoamericana




miércoles, 6 de julio de 2016

El camino a la paz debe ser transitado así tenga espinas




   
En Venezuela, vuelven a retomar el camino de los libertadores, el sueño de Simón Bolívar.

La paz es el perfecto estado, que los creyentes perseguimos desde que asumimos la idea de que existe Dios.  Al menos, lo creemos varios millones de personas.
Pedro Estacio


En la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), efectuada en la Habana los días 28 y 29 de enero de 2014, quedó bien claro que las naciones firmantes del documento final del citado y reconocido encuentro, se comprometieron “…a seguir trabajando para consolidar a América Latina  y el Caribe como Zona de Paz, en la cual las diferencias entre las naciones se resuelvan a través del diálogo y la negociación u otras formas de solución pacífica establecidas en el Derecho Internacional”, sin embargo, los primeros que siembran el camino de espinas para evitar que las naciones transiten por esa ruta es la élite que controla a los Estados Unidos.
Una espinita aquí y otra más allá
Y una prueba altamente clara de esa conducta la apreciamos cuando el 9 de marzo de 2015, el presidente estadounidense Barack Obama, firmó una orden ejecutiva que declara a su país en emergencia nacional, al considerar que Venezuela constituye “una inusual y extraordinaria amenaza” a la Seguridad Nacional y a la política exterior de los Estados Unidos.
Se trata de una herramienta comunicacional y guerrera destinada a presionar e infundir temor a las naciones cuyo modos de vida no se ajustan a los requerimientos  de las diversas transnacionales que manejan a ese país   
Y eso se interpreta de esa manera porque mientras la geografía latinoamericana y sus habitantes vienen convertidos en combatientes por la paz, la figura representativa del poder en Estado Unidos, Barack Obama, recibió de una mayoría de la VII Cumbre de Las Américas un rechazo, al punto que como escribió Modaira Rubio en una entrega especial para Cuatro F, periódico del Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, “…la región (Latinoamérica) se debatió entre convertirse nuevamente  en satélite  del imperialismo o continuar avanzando hacia la liberación definitiva  de los pueblos. La no existencia de de una declaración final, es en sí una derrota  para la política imperialista. El criterio de Washington no pudo imponerse”.
Y más adelante, añade Rubio:
“Tras declarar a la Venezuela Bolivariana y Chavista como una amenaza para la seguridad interna de EE.UU, y recibir el rechazo casi unánime  de los gobiernos latinoamericanos, la Casa Blanca jugó al “despiste”. Un serenísimo Barack Obama , “aclaró” minutos antes de subir al avión  que lo llevaría a la ciudad de Panamá, que realmente su gobierno no considera  a Venezuela como una amenaza, pero a su vez soltó su veneno al cuestionar  la situación de los Derechos Humanos en nuestro país, tema que se ha convertido en la excusa perfecta para propiciar una intervención directa en nuestros asuntos internos” .    
Los venezolanos no quieren piedras en su camino    
La conducta de la población venezolana le sigue diciendo sí a la revolución bolivariana o lo que es lo mismo, comparte la idea de un modelo de gobierno de igualdad, justo y solidario con todas las personas, como lo ha sido hasta ahora, lo que ha determinado en el país una gran cantidad de movilizaciones de los más variados sectores del país.
En una de esas tantas movilizaciones, que al final concluyen en el Palacio de Miraflores donde son recibidos por el Presidente Nicolás Maduro,  la dirigente del PSUV, Blanca Eekhout, destacó que "Después de 500 años, después de nuestros procesos de independencia volvimos a retomar la senda de los libertadores, el sueño de Bolívar", destacó Eekhout, quien insistió en que estas conquistas están amenazadas por un plan de recolonización en la región que se expresa en países como Brasil, donde hubo un golpe parlamentario contra la presidenta Dilma Rousseff.
Remarcó que las acciones intervencionistas que declaran a Venezuela como amenaza no cesarán, por lo que fue enfática al llamar a fortalecer la unión de los pueblos y de los partidos políticos patrióticos como la única forma de derrotar los ataques.
Por otro lado, los militantes revolucionarios vienen informando sobre movilizaciones en Caracas y otras regiones del país a los fines de reiterar su apoyo al presidente Maduro y del mismo modo señalaron que ante cualquier intento de intervención en Venezuela se pronunciarían en rebelión en defensa de la estabilidad y la paz del pueblo venezolano.
Latinoamérica, y Venezuela entre sus naciones, buscan la paz
Alcanzar la paz, como es el deseo de todos los venezolanos, requiere la solución de variados asuntos que le conciernen no solo a la revolución, sino a quienes mantienen el reguero de espinas en el camino por donde se moviliza la ciudadanía, integrada por la mayoría ciudadana.
Resolver el proceso de producción y distribución alimentaria en el país pasa porque quienes se oponen a modelo revolucionario y socialista abandonen el saco de piedras agudas que suelen lanzar a cada instante que reciben órdenes de EE.UU, cuya élite debe olvidarse, de una buena vez por todas, de su voracidad con la patria de Simón Bolívar.
No hay otra vía, porque a medida que insisten en repetir en Venezuela lo que han hecho en Irak, Libia, Afganistán, Siria, Somalia y otros, van a terminar por encender a Suramericano y a los latinoamericanos, que no están precisamente ni en Europa, ni Asia ni en África,  sino en esta parte del mundo. 
Si lo que se ha revitalizado en Latinoamérica y el Caribe es el diálogo político, ¿por qué se empeña la élite estadounidense en mantener militares en Guantánamo, Honduras, Curazao, Colombia, Perú,  Paraguay y quiere hacer lo mismo en Argentina, con lo que genera malestar entre la mayoría ciudadana, en vez de ir por un camino ajeno a la ganancia fácil?  
De acuerdo a los expertos, ir por otros caminos en busca de la paz es ponerse de acuerdo con los otros para erradicar la pobreza y el hambre y adelantar un desarrollo integral, que incluya a las personas y las haga participar y ser altamente productivas en armonía con la naturaleza en la que vivimos, hacer lo contrario, como es lo que vienen haciendo las corporaciones, es seguir lanzando piedras en el camino  y es lo que no quieren los latinoamericanos, entre ellos los venezolanos.     


No hay comentarios: